El mesón Serrablo abrió sus puertas al público en el verano de 1980. Está ubicado en una casa de piedra del siglo XVII que ha pertenecido siempre a nuestra familia. El nombre del restaurante es un homenaje a la vecina comarca de Serrablo,  famosa por sus iglesias mozárabes y románicas, donde también tenemos parte de nuestras raices.

A lo largo de estos años el restaurante ha contado con la colaboración de muchos profesionales que con su presencia han enriquecido nuestro saber hacer y oferta gastronómica. En cuanto al espacio físico, el mesón Serrablo ha pasado por varias remodelaciones y ampliaciones hasta su actual configuración. Hacemos mención especial a uno de los últimos cambios de los que hemos sido beneficiarios: la remodelación de la calle del Obispo, como parte de las obras de peatonalización de la ciudad de Jaca. Nos encontramos en dicha calle, entre la catedral y la calle Mayor.

Actualmente somos un equipo de profesionales que ponen todo su saber al servicio de los que nos visitan, para que tengan un grato recuerdo de su estancia en nuestra casa, siempre con el trato personalizado con el que nos gusta atender a nuestros clientes, a los que en muchos casos conocemos desde hace tantos años.